Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

I'm Still Here

Votos

(Total de votos recibidos 451)

(Puntuación 3,00)

- im still here 500x300.jpg
Casey Affleck,
Estados Unidos, 2010, 108 min.
Octubre de 2008. Salta la bomba en Estados Unidos: ¡Joaquin Phoenix se retira! La declaración deja perplejo al reportero televisivo que entrevista al actor, pero éste asegura que va en serio, que abandona la interpretación para dedicarse a una por entonces desconocida carrera musical. Cuesta creerlo, y más cuando el protagonista de El bosque asegura que su intención es grabar un disco de hip hop, género que, a priori, está muy alejado de sus intereses. Pero ya no hay vuelta atrás. La prensa internacional se hace pronto eco de la novedad y, en pocos meses, lo que parecía una broma más, el enésimo chisme poco fundado en Hollywood Babilonia, se convierte en una noticia asumida tanto por los medios de comunicación serios como por la opinión pública. ¿La razón? El hecho de que Phoenix cumpla a rajatabla lo prometido y, al menos en 2009, no ruede oficialmente ni una sola película.

¿A qué se dedicaba entonces nuestro hombre? Difícil de saber, pero I'm Still Here da varias respuestas (e imágenes) a ello. Entre las escenas ya conocidas antes del estreno del filme, destacan la intervención del actor puertorriqueño en el show de David Letterman –impagable con una tupida barba y gafas de sol, su llamativo look durante al menos unos 18 meses- y su posterior actuación musical (es un decir) en un nightclub en Miami donde acabó pegándose con el público. Estas imágenes de cariz documental se integran perfectamente en el trabajo firmado por Casey Affleck (uno de los mejores amigos de Phoenix), que viene a seguir las peripecias privadas y públicas del actor desde su presunta retirada hasta pocos meses antes de su anunciado retorno, en otoño de 2010.


Artefacto desconcertante

Una vez descubierta la farsa, una vez que sabemos antes de empezar a ver la película que casi todo se trata de un montaje (¿de marketing?), el primer interés de I'm Still Here reside en dilucidar qué ocurre "realmente" en la pantalla, en esclarecer qué es cierto y qué no. ¿Está Phoenix siempre actuando?, ¿se limita a ser un trasunto de Borat?, ¿hasta qué punto todos los actores secundarios son partícipes del engaño? La lectura superficial nos podría llevar a pensar que estamos ante uno de aquellos filmes con cámara oculta, ante el enésimo ejercicio que pretende despertar las risas del respetable a costa de una representación en un espacio público. No es así. El atrevimiento del dúo Affleck/Phoenix es mucho mayor y lo que podría haber sido una parodia de la fama acaba resultando un artefacto desconcertante, una película ante la que uno nunca sabe cómo reaccionar.

Las risas se congelan (pocas se escucharon durante el estreno del filme en el Festival de Venecia) y lo que surge es una reflexión identitaria sobre la construcción de nuestra imagen pública (¿prefabricada o no?) en la que el protagonista de Two Lovers se expone más de lo razonable. Fíjense si no en toda la chocante secuencia protagonizada por Puff Daddy -que debe juzgar la "obra" musical de Phoenix- o en los muchos instantes en los que el intérprete hace literalmente el ridículo. Caso aparte merecen las situaciones comprometidas (algo exageradas, eso sí) en las que la estrella pone en duda su credibilidad cuando esnifa cocaína y se va de putas mientras "hace de sí mismo". Situaciones que nos llevan a pensar que, más allá de lo jocoso del asunto, esta boutade esconde varias incógnitas. ¿Una crisis personal "real" del protagonista?, ¿un cuestionamiento de la credibilidad de todos los medios de comunicación?, ¿una advertencia clarividente de que entre la realidad y la ficción nunca ha habido demasiadas diferencias? Juzguen ustedes mismos. Y disfruten: ¡Phoenix is back!
Fuente Carles Matamoros (Revista online Transit. Cine y otros desvíos, www.cinentransit.com)