Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Jorge Juárez: “Como testigo generacional de la crisis, quería filmarla”

Votos

(Total de votos recibidos 60)

(Puntuación 3,83)

jorgejuarez
El director de La educación sentimental pasó por Una Mahou con… del Toma 3 para hablar de su ópera prima, que forma parte de la Competición Rellumes en este 57 FICX.
La película, de estreno mundial en el festival, narra los últimos seis años de vida de Juárez, desde que se licenció en la escuela de cine hasta que acabó de filmarla. Su proyecto empezó con la forma de un documental en torno a un proyeccionista y el final del celuloide, pero al final se dio cuenta "de que ese no era el tema de la película", algo que le llevó "mucho tiempo", y acabó por fijarla en su propia vida. Así llegó un proceso laborioso, equiparable en sus palabras a “picar piedra”, en el que llegó a pasar “dos años montando una sola secuencia”.

La educación sentimental integra aspectos como los estragos de la crisis en la generación del cineasta, dentro del periodo “muy convulso” que tuvo lugar a mediados de la década, cuando sus amigos “se iban largando fuera de España”. Entonces sintió que “ya que era testigo generacional de eso, quería filmarlo”, así como dejar sentir en la película ciertos acontecimientos políticos que tuvieron lugar alrededor de Madrid, como las elecciones de 2015. Definió el resultado obtenido como “una concatenación de finales”, los de “gente que se marcha, que ha dejado una huella importante en mi vida”, así como de una serie de “crisis laborales y personales” que tocaron de cerca a la gente de su entorno.

Con el material obtenido y montado, Juárez establece un potencial juego entre la verdad y la mentira, porque “la historia del arte son reformulaciones sobre hechos vividos”. Aunque también apuntó que, en otras películas en primera persona que admira, tales como Mapa (León Siminiani, 2012), “no me llegué a plantear estas cuestiones, dan igual”. Y contó que, como tantísimas otras películas hoy en día, la suya tomó forma y vida “en la sala de montaje”, rompiendo con “el esquema académico clásico del cine”, que cada vez tiene menos que ver con “lo que se enseña en la escuela”.

La educación sentimental, de cuyo proceso de distribución se está encargando el propio cineasta, tiene su último pase durante el 57 FICX en los Cines Yelmo este martes a las 18:00.

Sergio de Benito
Palabras clave Festival de Cine, 2019