Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Todas las canciones hablan de Jonás Trueba

Votos

(Total de votos recibidos 266)

(Puntuación 3,00)

jonastrueba
Todas las canciones hablan de Jonás Trueba
Usted ha comentado en diversos medios que la gestación de esta película ha sido complicada, difícil, incluso. ¿A qué se debieron estas dificultades, tienen que ver únicamente con aspectos económicos o también en lo referente a aspectos técnicos y artísticos?

Ha sido un camino difícil, sí, porque hacer cine en este país cada vez resulta más complicado, al menos de la manera en que se venía haciendo en los últimos años. Pero no me gustaría aburrir con el rollo quejoso de siempre. En realidad, soy optimista sobre el futuro y el presente del cine. La mayoría de los que empezamos a hacer cine ahora estamos dispuestos a encontrar nuevos caminos. Yo estuve muy cerca de filmar esta película con mi teléfono móvil y hubiese sido otra película, pero no necesariamente peor. Me reconforta tener un grupo de amigos, de actores y técnicos, dispuestos a hacer la película de cualquier forma y a cualquier precio. Ya no me acuerdo de los momentos malos, a partir del primer día de rodaje fue un placer que se prolongó en el montaje y hasta hoy. Otras personas con mucho talento no consiguen sacar sus películas adelante. Me considero muy afortunado.



¿Tenía claro desde un principio qué quería contar y cómo quería contarlo?, ¿estaba la película "cerrada" en su cabeza o, de alguna manera, fue "abriéndose" a medida que rodaba?

Intento estar siempre abierto y no tener demasiadas ideas cerradas. Tampoco me gusta soñar con la película, y si la sueño, trato de olvidar el sueño para que no me condicione ni me lleve a la frustración. Quería filmar algunas sensaciones o estados de ánimo, ciertas calles de mi ciudad, libros viejos y personas queridas. Y luego traté de encontrarles una forma. Pero creo que la película se hace a base de accidentes y de acumulación de experiencias que uno va incorporando durante el proceso. Eso es lo más emocionante. Hago cine para descubrir el tipo de cine que quiero hacer.



"Todas las canciones hablan de mí" parece, en principio, un retrato genercional, pero tengo la impresión de que a medida que la acción se desarrolla, la cámara prefiere las historias pequeñas, a cada personaje y que lo motiva, cada dolor y cada goce particular. ¿Está de acuerdo con este enfoque?

Me gusta mucho ese enfoque. No pretendía hacer un retrato generacional, sino mostrar a una serie de personas hablando y en movimiento. Creo que los mejor de la película es la gente que sale en ella. He filmado al protagonista como si fuera un secundario y a los secundarios como si fueran protagonistas. Era la manera de apuntar hacia otras posibles películas con cada uno de ellos. Pero la película no tiene un desarrollo argumental demasiado claro, creo que funciona más por asociaciones y pequeños detalles. Si pienso en ella, lo que me viene a la cabeza son una serie de imágenes y momentos: un primer plano de Bárbara Lennie, Ramiro caminando, algunas frases y gestos, canciones que se escuchan, una ráfaga de viento que se agita por sorpresa en un momento dado... Cosas así.


¿Por qué Ramiro, el personaje central de la película es un joven - viejo, casi como salido de tiempos más reposados, solemnes, incluso?, ¿lo pensó así desde un principio o ayudó a perfilar al personaje físico del actor?

Ramiro trabaja en una librería de viejo y eso le da una personalidad muy especial. Pero, sobre todo, tiene mucho de la personalidad de Oriol Vila mientras rodábamos. Sobre el papel, no esforzamos en no crear un personaje ni especialmente simpático ni entrañable, nos aburría eso y buscábamos la ambigüedad. Nos divertía un personaje del que no sabíamos muy bien qué pensar. Y también nos gustaba ponerle al lado de Andrea, que es mucho más activa y transparente.


¿Cree que el desamor puede llegar a ser un sentimiento más poderoso que el amor?, incluso, que ¿se pueda ser más "feliz" sufirendo por amor que amando en calma?, y si es así, ¿es el caso de su protagonista?

Creo que es peligroso dejarse caer en la voluptuosidad del desamor y la soledad, regodearse en este tipo de sentimientos. Hay algo de eso en el personaje de Ramiro, pero los que le rodean tratan de desdramatizarlo.



La banda sonora es fundamental en la película y, por otro lado, ha escogido su incorporación al film como música diegética. Me gustaría que comentase la elección de la banda sonora así como su decantación por la música diegética.

La música diegética era muy importante para mí. Quería mostrar a los personajes en el momento de escuchar una canción, algo que hacemos mucho en la vida y vemos poco en las películas, donde el uso de la música suele ser más externo o de mero acompañamiento. Yo he preferido ajustarme a la música en lugar de que la música se ajustara a mis imágenes. Tenía la banda sonora muy clara desde el principio, me ayudó mucho a encontrar la forma de la película. Por ejemplo, el tema de los "Bad Plus" que suena al final fue una fuente de inspiración muy importante y me gusta pensar que recorre toda la película.



¿Cuanto de amor a Truffaut ha puesto en su primera película como director?

Seguramente mucho, quizá demasiado. Hay un plano e la película que es una cita directa de "Besos Robados". Me gusta que unas películas se parezcan a otras, que dialoguen entre ellas. Ojalá la mía pueda entenderse como un epígono del cine de Truffaut, pero también de otros muchos cineastas que admiro y que, a mi manera, convoco en la película.



¿Qué le preocupa más, la taquilla o la crítica?

Ninguna de las dos, especialmente. Me preocupan ambas en la medida en que condicionan la mirada de la gente sobre la película.



Por Isabel Lueje